Utilizamos cookies. Al continuar con la navegación entendemos que las acepta.   Más información   Acepto

Mejor aceite calidad precio

Nuestro objetivo como explotación agrícola es ofrecer a nuestros clientes el mejor aceite de oliva a la mejor relación calidad precio.

Para nosotros "más que un virgen extra" pretende ser algo más que una frase comercial. Hace 20 años los aceites de oliva virgen extra eran unos desconocidos para el gran público.

Actualmente los conoce todo el mundo, aunque mucha gente no sepa exactamente en qué se diferencia un "virgen extra" de un aceite etiquetado simplemente como aceite de oliva.

Aunque la categoría "virgen extra" representa a los aceites de oliva vírgenes de mayor calidad, creemos que la categoría se ha quedado corta, pues a día de hoy se elaboran aceites con unas calidades mucho más altas que las estipuladas para el virgen extra.

Dos ejemplos:

- Para ser virgen extra, la acidez debe ser menor que 0,8º. La acidez de nuestros aceites suele encontrarse entre 0,1 y 0,3º.

- Para ser virgen extra, el aceite no debe tener defectos de sabor y olor, y en un panel de cata, la mitad de los catadores debe detectar que el aceite tiene sabores y olores frutados. A nuestro juicio, este criterio es algo "blando", más aún cuando es el aspecto que más puede apreciar el consumidor.

Algunas empresas que producen aceites virgen extra de gran calidad, optan por intentar diferenciar sus aceites de los simples virgen extra con presentaciones muy cuidadas pero que encarecen mucho el precio final.

Nuestra idea es ofrecer nuestros aceites virgen extra de excelente calidad a un precio que permita usarlos en todos los ámbitos y usos culinarios, con envases que no encarezcan el producto, y que el consumidor note la diferencia respecto un virgen extra normal en la intensidad frutada de su sabor y aroma, y no tanto en la presentación.

Poco a poco, la respuesta de nuestros clientes nos indica que nuestro planteamiento, aunque complicado, no es del todo erróneo o descabellado.